MARKETING ONLINE

26 Jun 2020

Fichas de producto para e-commerce: redacción y otros elementos para que sean efectivas

Fichas de producto para e-commerce: redacción y otros elementos para que sean efectivas

 

Son nuestro comercial 24 horas. Trabajarlas no solo nos ayuda a diferenciarnos de la competencia, sino que también nos permite llegar a la mente y al corazón de nuestro cliente. Por eso, trabajar las fichas de producto de tu tienda online se hace imprescindible para que te elijan a ti y no a la competencia

 

Todos, absolutamente todos, somos un poco “frikis” de nuestra área de expertise profesional. ¿No te parece? En nuestro caso, lo primero que hacemos cuando nos encontramos con una web nueva es comprobar si está bien posicionada, si se podría mejorar, cómo está el diseño, su usabilidad, etc.

 

Lo mismo nos pasa con las tiendas online, especialmente en los tiempos que corren, que se han convertido en una fuente de ingresos y de trabajo para muchas personas, ahora que no siempre está asegurada la venta física.

 

¿El problema? Que muchas de ellas se han hecho rápido y sin pensar en todos los puntos que conlleva tener una tienda online: el diseño, el seo, las fotos y, por supuesto, los textos. Todo es importante y todo suma.

 

Por supuesto, somos conscientes de que, para empezar a operar, es necesario no detenerse mucho en los detalles, pero esto no quiere decir que se tengan que dejar de lado las mejoras; al contrario. Se puede empezar por una tienda online básica e ir mejorándola, según se van subiendo más productos.

 

¿Nuestro consejo? Que empieces bien desde el principio, pero si no puedes por motivos de tiempo o económicos, déjate asesorar por profesionales que, como nosotros, llevan tiempo en este mundo y saben orientarte sobre cuáles son los requisitos mínimos para que una tienda online empiece a funcionar y eso no suponga tener que deshacerla por completo, cada vez que introduzcas mejoras.

 

Y uno de esos puntos es, precisamente, la redacción de las fichas de producto, así como los elementos imprescindibles que tienen que tener las mismas para convertir visitas en ventas.

 

¿Trabajas o has trabajado las fichas de producto de tu tienda online? Te invitamos a que sigas leyendo y vayas verificando si cada una de ellas cumple con los requisitos que te vamos a mencionar a continuación.

 

Elementos básicos de una ficha de producto

Puede que cuando leas los puntos que vamos a mencionar a continuación pienses que estamos exagerando un poco, pero llevamos años haciendo tiendas online y vemos qué puntos funcionan y cuáles no a la hora de crear fichas de producto eficaces:

 

  • Descripción del producto: tanto larga como corta. Y no, no vale hacer un “copia y pega” lo que nos manda el proveedor o, simplemente, poner una línea diciendo lo que ya se ve en la foto. Pero al apartado de la redacción de la ficha de producto ya le vamos a dedicar el siguiente apartado. Mientras tanto, toma nota de los siguientes elementos.
  • Fotografías: siempre que puedas, nuestra recomendación es que sean propias. ¿Por qué? Porque es otra forma más de diferenciarte de la competencia. Si son productos propios, siempre que puedas, deja que las fotos las haga un profesional o, al menos, alguien que tenga mano con la fotografía. Si a ti se te da bien, es perfecto. Súbelas con calidad. Es un gran error que las fotos sean pequeñas o que, a primera vista parezcan grandes y que cuando la gente quiera verlas, se pixelen. Por cierto, ofrece la opción de que las fotos se puedan ampliar, especialmente cuando es conveniente que el producto se pueda ver de más cerca o más lejos y, por supuesto, saca fotos desde diferentes perspectivas y, siempre que puedas, en plena acción. Por ejemplo, si es ropa, la ropa puesta; si es un complemento, lo mismo; si es un cuadro, colocado en la pared, etc.
  • Botón de llamada a la acción: por sorprendente que pueda parecer, no sería la primera tienda que vemos si botón de llamada a la acción (compra, por lo general) o que este pase desapercibido. No se trata de que sea el elemento más llamativo, pero debe de quedar claro dónde hay que adquirir ese producto.
  • Política de envío y devolución: lo más visible y esquemática posible. La gente cada vez busca más la inmediatez y la comodidad. Quieren saber cuándo les va a llegar y, en caso de que no les guste, si lo pueden devolver.
  • Precio: otro básico que, en más de una ocasión, no queda claro y eso crea desconfianza. Mejor evitar dudas en nuestros clientes.
  • Testimonios y valoraciones: incluso cuando la tienda es nueva. Siempre le puedes dar a algún amigo, vecino o a clientes de la tienda física a probar un producto y que ellos mismos lo valoren, con sinceridad, por supuesto. A tus clientes les gustará saber qué opinan otras personas del producto.

 

Cómo redactar una ficha de producto

Ahora que ya sabes cuáles son los elementos básicos de la ficha de producto de una tienda online, vamos a centrarnos en la redacción de la misma.

 

Como te decía más arriba, siempre es recomendable que haya una descripción corta, donde se vea, brevemente, en qué nos ayuda ese producto y qué es, por supuesto. Olvídate de las características, la gente necesita saber qué beneficios le aporta un producto, incluso el más insospechado, como pudiera ser un tornillo. Pues bien, hay tornillos para cada necesidad que se nos plantee, por eso es bueno saber, en concreto, en qué nos ayuda el tornilo x o para qué se recomienda.

 

Encima de este titular, tendrá que haber dos tipos de títulos: el descriptivo; por ejemplo, rotulador azul de punta fina y el persuasivo: escribe durante horas, sin quedarte sin tinta. ¿Por qué este titular? Porque el principal beneficio de ese producto es, precisamente, que la tinta dura mucho tiempo, algo que lo diferencia del resto de bolígrafos azules de la competencia.

 

Por último, llega la descripción larga, aquella en la que vamos a poner toda la carne en el asador. Aquí, hay diferentes técnicas de redacción digital que pueden funcionar, pero siempre hay una cosa que tienes que recordar: la gente quiere saber en qué le ayuda ese producto, cuáles son sus beneficios. Por tanto, no cometas el error de centrarte en las características. Es más, estas las puedes poner en un apartado independiente o ponerlas al final de la descripción.

 

Una técnica que a nosotros nos gusta mucho y que siempre funciona, es el storytelling, es decir, situar al lector en un punto concreto, en el que se sienta identificado y vea la necesidad de comprar ese producto. No se trata de mentir, ni mucho menos, sino de llevarle hasta ese punto en el que él piense: claro, esto me pasa a mí y este producto me va a ayudar a resolverlo.

 

Y es que, al fin y al cabo, la venta se trata de eso: de ayudar a nuestros clientes. Por esta razón, en un vendedor honesto, no cabe la mentira, sino saber decirle a nuestros clientes si realmente ese producto es para él o no lo es.

 

Posicionamiento SEO para tu tienda online

Terminamos este artículo hablando de SEO. Porque de nada sirve haber cumplido todos los puntos anteriores, si no tenemos en cuenta el SEO y no lo aplicamos, de manera natural, en la ficha de producto: Google no va a saber que existe esa ficha y si él no lo sabe…el esfuerzo que tendrás que hacer para llegar a tus potenciales clientes será 10 veces más que si trabajas este apartado o contratas los servicios de profesionales como nosotros, para que lo hagan por ti.

 

Y, ahora sí, nos despedimos. Cuéntanos: ¿cumplen tus fichas de producto con estos requisitos mínimos? ¿Necesitas ayuda para hacerlo? Te leemos en comentarios.

vite

WhatsApp chat